El mes de diciembre de 2020 ha comenzado con buenas noticias para la protección animal, ya que el día 1 de diciembre ha salido a «Consulta pública previa acerca del Anteproyecto de la Ley de Bienestar Animal».

¿Qué es la Ley de Bienestar Animal estatal?

La Ley de Bienestar Animal estatal es una ley administrativa que tiene por objeto establecer un marco normativo a nivel nacional de aspectos básicos de protección y bienestar animal de los animales considerados como domésticos y/o de compañía, inclusive las Colonias Felinas, que vivan en el entorno urbano

Dirección General de Derechos de los Animales.

La Dirección General de Derechos de los Animales que pertenece al Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 y a su vez a la Vicepresidencia Segunda del Gobierno ha hecho público el 1 de diciembre de 2020, que la Ley de Bienestar Animal se encuentra en fase de Anteproyecto y en consulta pública.

Consulta pública previa de la Ley de Bienestar Animal.

La consulta pública con carácter previo a la publicación de leyes y de reglamentos es un trámite obligatorio que debe cumplir el legislador.

De ahí, que esta Ley de Bienestar Animal sea objeto de Consulta Pública a tod@s los ciudadan@s durante un plazo determinado de tiempo.

El artículo 133 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del procedimiento administrativo común de las Administraciones Públicas, el artículo 26.2 de la Ley 50/1997, de 27 de noviembre, del Gobierno regulan la obligatoriedad del legislador de someter al trámite de consulta previa las leyes y reglamentos y el Acuerdo del Consejo de Ministros de 30 de septiembre de 2016, por el que se dictan instrucciones para la participación pública en el proceso de elaboración normativa a través de los portales web de los departamentos ministeriales, publicado por Orden PRE/1590/2016, de 3 de octubre.

A continuación puedes leer el texto literal de los dos preceptos mencionados, de las Leyes citadas anteriormente.

Artículo 133 de la Ley 39/2015. Participación de los ciudadanos en el procedimiento de elaboración de normas con rango de Ley y reglamentos.

Con carácter previo a la elaboración del proyecto o anteproyecto de ley o de reglamento, se sustanciará una consulta pública, a través del portal web de la Administración competente en la que se recabará la opinión de los sujetos y de las organizaciones más representativas potencialmente afectados por la futura norma acerca de:

a) Los problemas que se pretenden solucionar con la iniciativa.
b) La necesidad y oportunidad de su aprobación.
c) Los objetivos de la norma.
d) Las posibles soluciones alternativas regulatorias y no regulatorias.”

Artículo 26.2 de la Ley 50/1997. Procedimiento de elaboración de normas con rango de Ley y reglamentos.
La elaboración de los anteproyectos de ley, de los proyectos de real decreto legislativo y de normas reglamentarias se ajustará al siguiente procedimiento:

  1. Se sustanciará una consulta pública, a través del portal web del departamento competente, con carácter previo a la elaboración del texto, en la que se recabará opinión de los sujetos potencialmente afectados por la futura norma y de las organizaciones más representativas acerca de:
    a) Los problemas que se pretenden solucionar con la nueva norma.
    b) La necesidad y oportunidad de su aprobación.
    c) Los objetivos de la norma.
    d) Las posibles soluciones alternativas regulatorias y no regulatorias. “

Contenido de la Ley de Bienestar Animal.

A fecha 1 de diciembre de 2020, no se conoce el contenido del citado texto normativo, ni tan siquiera de su borrador.Si bien, desde la Dirección General de Derechos de los Animales se ha hecho público que esta ley tiene por objeto establecer un marco común con unas mínimas normas de obligado cumplimiento en todo el territorio nacional.

Teniendo como finalidad alcanzar el máximo nivel de protección y bienestar de los animales, especialmente para los que sean considerados como animales de compañía y los que se encuentren bajo la responsabilidad de las personas. De hecho, se pretende abordar una regulación marco que contemple los siguientes puntos:

  1. Promover la tenencia y convivencia responsable.
  2. Fomentar el civismo por la defensa y preservación de los animales.
  3. Luchar contra el maltrato y abandono.
  4. Impulsar la adopción.
  5. Implantar actividades formativas, divulgativas e informativas en materia de protección animal.
  6. Promover campañas de identificación y esterilización.
  7. Impulsar acciones administrativas en materia de fomento de la protección animal.
  8. Establecer un marco de obligaciones, tanto para las Administraciones Públicas como para los ciudadan@s, en materia de bienestar animal.

¿Quién puede hacer sugerencias a la Ley de Bienestar Animal?

Todos los ciudadan@s, organizaciones y asociaciones pueden enviar propuestas para el texto de la Ley de Bienestar Animal de carácter estatal. Eso sí, ten en cuenta a la hora de enviar tus sugerencias dos cosas:

  1. En el asunto indica: “Consulta pública. Ley de Bienestar Animal”.
  2. Tienes que identificarte en el email.

Plazo para enviar sugerencias y propuestas a la Ley de Bienestar Animal.

Según el documento emitido por la Dirección General de Derechos de los Animales desde el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 el plazo para hacer alegaciones es hasta el día 15 de diciembre de 2020. Puedes ver dicho documento aquí.

¿Cómo pueden presentarse propuestas a la Ley de Bienestar Animal?

Las sugerencias, opiniones y propuestas que consideres que debería incluir la Ley de Bienestar Animal pueden presentarse por email, hasta el 15 de diciembre de 2020, en la siguiente dirección electrónica
consultasdgda@vpsocial.gob.es

Anteproyecto para la tenencia y compra venta de perros y gatos del año 2015.

Con anterioridad al Anteproyecto de Ley de Bienestar Animal mencionado hay que precisar que en España no ha existido ninguna otra ley de carácter estatal que regulase la protección y bienestar animal de los animales domésticos.

Aunque es preciso recordar que en el año 2015 se publicó un Anteproyecto estatal para regular la tenencia y la compra venta de perros y gatos. Esta propuesta normativa no contempló la regulación de las colonias felinas y además también dejaba sin protección a otros animales domésticos y de compañía, como por ejemplo, conejos, hurones, équidos, etc. Posiblemente por estos motivos entre otros, nunca llegó a prosperar su texto legal y por tanto, nunca pasó de la fase de Anteproyecto, ni mucho menos llegó a entrar en vigor.

Leyes autonómicas de protección animal. Competencias autonómicas.

Desde la década de los 90 en España contamos con 19 normas de protección animal diferentes, diecisiete leyes autonómica de protección animal que regulan los animales de compañía y domésticos, más las dos normas similares de las Ciudades Autónomas (Ceuta y Melilla).

La Constitución Española atribuye a las Comunidades y a las Ciudades con Autonomía competencias en materia de medio ambiente, sanidad e higiene. De ahí, que los legisladores autonómicos dictasen un amplio abanico de normas administrativas para regular la protección, tenencia responsable, sanidad y medio ambiente de los animales que se hallen en sus respectivos territorios. Estas normas son las 19 citadas, 17 procedentes de las Comunidades Autónomas y 2 de las Ciudades Autónomas.

¿Por qué la Ley de Bienestar Animal estatal?

Demanda social.

Porque en los últimos años la sociedad española está más concienciada y sensibilidad con la protección, bienestar, respeto y dignidad de los animales. Siendo por tanto, más empática con el sufrimiento de ellos y demandando por ello, una mayor protección tanto legal como práctica, es decir, tanto por la vía de derecho como por la vía de hecho.

A día de hoy, podemos apreciar como en unas Comunidades Autónomas es legal sacrificar animales domésticos sanos, incluso cachorros, o animales enfermos que puedan llevar una vida digna y sin sufrimiento con tratamiento veterinario (como por ejemplo, Islas Canarias, Cantabria, Andalucía, Islas Canarias, Castilla- León, entre otras) frente a otras Comunidades Autónomas donde no es legal sacrificar animales (como por ejemplo, en Madrid, Murcia, Galicia, La Rioja, Navarra, entre otras). Semejante barbarie legal que permite sacrificar, por no decir, matar vidas inocentes, es inconcebible para la sociedad española actual, de ahí, la necesidad de una ley marco estatal que contemple aspectos como el sacrificio cero.

Algo similar ocurre con la legislación autonómica de las Colonias Felinas, que han sido objeto de regulación en muchas de estas Comunidades Autónomas y en otras no. Respecto a este tema, hay que puntualizar que durante los estados de alarma por el Covid-19 el cuidado y alimentación de las Colonias Felinas se ha considerado como una actividad esencial. Llegándose incluso a dictar una no norma estatal por el Ministerio de Sanidad, con la Instrucción de 19 de marzo de 2020 a tal efecto y habiendo además diferentes Comunicados y pronunciamientos al respecto, por parte del Presidente de Gobierno, Vicepresidencia de Gobierno, Fiscalía General de Medio Ambiente y de la Dirección General de Derechos de los Animales.

Necesidad legal.

Además hay que tener en cuenta que a nivel legal, la mayoría de las leyes autonómicas de protección animal están desfasadas, porque no se han actualizado, ni han implementado normativa europea ratificada por España, y por ello, de obligado cumplimiento en todo el territorio español, en base al artículo 96 de la Constitución Española, tal y como ocurre, con el Convenio Europeo de Protección de los Animales de Compañía de 1987, en vigor desde 1 de febrero de 2018, y del artículo 13 del Tratado de funcionamiento de la Unión Europea que regula que todos los animales son seres sintientes.

De hecho, el Tribunal Constitucional hizo mención a esta normativa europea, y falló a favor de la esterilización obligatoria de perros, gatos y hurones, en el recurso de inconstitucionalidad que se le planteó sobre varios artículos de la Ley 6/2018, de protección animal de la Comunidad Autónoma de La Rioja, al considerar esta medida como una vía legal para reducir las altas de abandono de animales, según lo regulado en los fines de la ley riojana y también en el texto normativo europeo del Convenio de protección de los Animales de Compañía referido anteriormente.

A todo esto, se suma la inminente reforma del código civil y otras leyes civiles, donde se contemplará la regulación de los animales como seres sintientes, en lugar de cosas. Y la futura reforma del código penal, donde se ampliarán los supuestos de animales objeto de protección, los casos tipificados (regulados) y las penas.

Problemas a solucionar por la Ley de Bienestar Animal.

El caos normativo actual, con las 19 normas de protección animal referidas implica una falta de seguridad jurídica para la sociedad española. Por ello, la Ley de Bienestar Animal establecerá un marco común con unas normas básicas de obligado cumplimiento para todo el territorio español.

La inseguridad jurídica actual que existe en España con las 19 normas de protección animal también afecta a la protección, integridad y dignidad de los animales domésticos y de compañía, ya que en función de la Comunidad Autónoma donde se encuentre un animal éste se encontrará más o menos protegido, tanto a nivel físico como psíquico, y con más o con menos derechos, al menos desde el punto de visto moral, ético y dogmático. De ahí, que el objeto de esta Ley de Bienestar Animal sea garantizar el respeto a la vida y a la integridad física y psíquica de los animales.

A esta necesidad de seguridad jurídica, se suma el hecho de que la ciudadanía está reivindicando cada vez más, a través de escritos, medios de comunicación y redes sociales una protección real y efectiva de todos los animales, sin olvidarnos, por supuesto, de las colonias felinas, de esos gatos que han nacido en la calle, y cuyo hogar es el lugar donde han nacido y donde viven, no una perrera, unas instalaciones cerradas o un sitio diferente al de su lugar de origen.

Sin lugar a dudas, la inminente Ley de Bienestar Animal es una respuesta a la sociedad española y debe ser una garante legal y real para los animales que son y forman parte de esta sociedad.

Anímate a participar en la protección de los animales

Recuerda que hasta el 15 de diciembre de 2020 tienes la oportunidad de poder participar con tus sugerencias y propuestas en la Ley de Bienestar Animal estatal ¡ anímate ¡

#left-area ol, .entry-content ol {list-style-position:outside;padding-left:30px;}#left-area ul, .entry-content ul {list-style-position:outside;padding-left:60px;}

¿Te ha gustado?

Comparte ahora con tus amig@s!