Garri una víctima de las circunstancias de pobreza de su propietario.

Garri un mestizo de diez Kgs, cachorro de aproximadamente un año, de color fuego apareció abandonado en el felpudo de la entrada a una casa, en una noche lluviosa de verano. Garri estaba enfermo, estremadamente delgado, con anemia, alopecia, e infectado de pulgas y garrapatas.

La persona que lo encontró lo llevó al veterinario, Garri tenía microchip, localizaron al propietario, quién dijo que no podía hacer frente los gastos de veterinarios y que no le interesaba el perro, si tenía que pagar algo.

La persona que lo rescató contactó con DeAnimals, para mediar con el propietario para la cesión voluntaria de Garri y la firma de autorización de microchip.

CASO DE MEDIACIÓN.

Cuando contactamos con el propietario pudimos comprobar que se trataba de una persona mayor que vivía sin luz, ni agua, en un barracón, con más de diez gatos sin esterilizar. Contactamos con Servicios Sociales para ayudar a esta persona, también víctima de sus circunstancias, y actualmente está siendo ayudado por los Servicios Sociales.

El propietario de Garri, a través de la intervención de DeAnimals, accedió a la mediación y firmó la documentación de cesión de Garri y además, está dispuesto a entregar a una entidad de protección los gatos que tiene, con la condición de quedarse un par de gatas mayores a las que tiene mucho cariño y a las que no le importaría esterilizar si se la ayuda con los gastos.

Garri a día de hoy.

Garri está plenamente recuperado y esterilizado. Está en una casa donde se recuperó, durante más de un año, de todos sus miedos.

Vive feliz y cuidado. No hay más que ver las fotos y apreciar la diferencia.

 

Pin It on Pinterest