Caso PRINCESA y NANCY. Poni y yegüa maltratadas.

Orden Judicial. Decomiso de una yegüa maltratada y abandonda.

Durante meses, la poni llamada Princesa, fue explotada, mal alimentada, y brutalmente maltratada por su propio propietario, recibió frecuentes palizas, llegando incluso a quedar ciega del ojo izquierdo, como consecuencia de las mismas. La yegüa llamada Nancy, compañera de la poni Princesa, también fue maltratada por el mismo propietario. Ambas fueron abandonadas, la poni  estaba en una finca de un tercero sin cercar, y la yegüa en la finca con vallado del propietario,  sin comida ni agua.

El propietario además, presuntamente tenía dos denuncias administrativas del año 2.011 por dejar morir por falta de  alimento animales de granja y equinos. La diferencia en este caso,  es que la poni y la yegüa tuvieron abogado especializado en Derecho Animal.

En este caso fue decisivo el paso inicial de interposición de denuncia por maltrato animal de una  veterinaria valiente (Marien Fernández de la Clínica El Pantano en Murcia) que puso en conocimiento de la guardia civil el continuo maltrato y situación de abandono de estos pobres equinos. También,  fue importantísima la actuación de la guardia civil en este caso  cuyo trabajo fue  excelente al realizar  un  atestado perfecto, recogiendo las pruebas e indicios de maltrato animal tipificados en el art. 337 del C.P.

A pesar de la denuncia referida, fue necesaria la intervención de la abogada especializada en Derecho Animal,  Raquel López Teruel para que se tramitara con carácter urgente la orden judicial del decomiso de la yegüa. El juez de instrucción nº 4 de Murcia, acordó la orden judicial que  permitió el decomiso de la yegüa Princesa, el 28 de junio de 2.012.

Posteriormente, la abogada  solicitó y obtuvo el exhorto judicial para poder trasladarlas  a una protectora especializada para este tipo de animales sita en Tarragona, llamada Agarrofet, donde Isabel y Jordi cuidan a ambos equinos de sus secuelas físicas y psíquicas.A día de hoy, sigue abierto el  procedimiento judicial penal por delito de maltrato animal del art. 337 del C.P. contra el propietario de ambos equinos.

Actualmente el procedimiento penal está abierto y el propietario está imputado por un delito continuado de maltrato animal.

NOTA: Agradecimientos a a Rosa y Consuelo por el apoyo en este caso, y a María Jóse, Maite, Mercedes, Marien veterinaria de la clínica El Pantano en Murcia,  Mari y Raquel por cuidarlas durante meses y a la protectora Agarrofet por cuidarlas actualmente.

 

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no tambia la configuración de su navegador usted acepta nuestra política de cookies. Más Info