Caso Lupo. Multa por salvar a un perro.

Multa  de 240,00 euros por rescatar de la perrera al perrito que una voluntaria de una protectora de animales estuvo dando de comer durante meses en la calle.

 

Una voluntaria de una protectora de animales que desea permanecer en el anonimato estuvo cuidando durante meses a un perro mestizo en la calle, ya que  en su casa no podía tener más mascotas y en la protectora no había sitio, ni medios para poderlo atender.

Sin embargo, esta chica todos los días durante meses, estuvo cuidando a Lupo y le buscó un adoptante.Casualmente el día que tenía adoptante para Lupo, y que fue a recogerlo de la calle para asearlo y llevarlo a su adoptante, se lo había llevado la perrera municipal de la zona.

La voluntaria se acercó a la perrera y vió que Lupo estaba allí, explicó que el perro no era de ella, dío todo  tipo de explicaciones, pero el personal responsable de la perrera se negó a entregarle el perro, sino firmaba un documento reconociendo que era suyo. La chica sabía que sino firmaba ese documento sería muy probable que acabara sacrificado, y además perdería a su adoptante, y firmó el documento.

Meses después recibió una multa de 240,00 euros por supuestamente ser titular de Lupo y dejarlo suelto en la calle, sin cadena, collar y microchip. La chica agobiada y preocupada acudió a asesorarse a DeAnimals y a solicitar nuestros servicios.

 

La multa fue anulada, acreditamos a la Administración responsable de la gestión de dicha perrera municipal que la voluntaria pertenecía a una protectora y aportamos todas las pruebas sobre la situación de Lupo y sus adoptantes.

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no tambia la configuración de su navegador usted acepta nuestra política de cookies. Más Info